InicioBanderas españolasEntidades localesOjén quiere ser un pueblo de bandera

MÓNICA PÉREZ. Marbella. Lunes, 2 julio 2018, 08:07

«El procedimiento es más complejo de lo que parece», subraya el alcalde de Ojén, José Antonio Gómez. Sin embargo, ya está recorrido la mitad del camino y el Ayuntamiento tiene sobre la mesa los bocetos presentados al concurso que se abrió en marzo para elegir la que oficialmente será la bandera del municipio. El Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOPA) publicó la semana pasada el anuncio del inicio del periodo de exposición al público de la resolución del jurado encargado de la apertura de los sobres con las propuestas. Se han recibido 12, según figura en el anuncio oficial. De ellas, 1 aparece como presentada fuera de plazo, seis como inadmitidas, y 5 admitidas. El listado de bocetos sobre los que decidir no será definitivo hasta que transcurra ese plazo de 20 días de exposición pública, recalca Gómez. Su intención es que los diseños preseleccionados no empiecen a circular para evitar que ello pueda llegar a condicionar un procedimiento que sigue unas bases muy claras y que se rige por los cauces oficiales en estos casos. Los miembros del comité de selección emitirán un dictamen. La propuesta seleccionada debe ser remitida a la subdelegación del Gobierno en Málaga, «que debe informar sobre la misma». Después, la elección de ese diseño como enseña oficial del pueblo debe llevarse a pleno y, una vez aprobado, volver a ser publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA).

«La identidad de todo pueblo está ligada a su cultura, tradición, geografía, paisaje y valores de su gente, además de otras manifestaciones artístico-culturales que establecen un vínculo de sentimiento de poblador/a hacia la tierra que lo vio nacer o lugar en el que habita». Esta es la fundamentación con la que el Ayuntamiento de Ojén echó a andar el concurso para la creación de la bandera del municipio. Una acción que, como explica el alcalde, José Antonio Gómez, «teníamos en mente desde hace tiempo dado que Ojén es uno de los pocos municipios de la provincia que aún no cuenta con bandera», asegura.

El equipo de gobierno ha contado con el respaldo del resto de la Corporación municipal para sacar adelante la iniciativa. «No tiene sentido hacer esto si no nace con el consenso de todos», defiende el regidor.

Cada uno de los diseños de bandera se han presentado en sobre cerrado y sin datos personales del autor, en todo caso un pseudónimo. Dicho sobre permanecerá cerrado a efectos de no conocer la identidad del autor hasta que se produzca el fallo definitivo del jurado. La identidad figura en un sobre adjunto en el interior del principal.

Sobre el diseño que debían seguir las propuestas, las bases recogían que los colores de la misma deben evocar «aspectos como el paisaje, geografía, historia, cultura, tradiciones, costumbres, valores y otros análogos del municipio de Ojén». No se ha permitido incluir ningún «emblema, logotipo, luna, apotegma, anagrama, enseña, estandarte, pendón u otras insignias gráficas o expresivas que no estén lealmente registradas, aprobadas e inscritas en el Registro Andaluz de Entidades Locales».

La selección

¿Cómo se elegirá ahora el diseño definitivo? El jurado estará compuesto por el alcalde o la persona que éste delegue, tres vocales donde estarán: un representante designado por los grupos municipales, el secretario de la Corporación, o funcionario que le sustituya, con voz y sin voto; así como representante de las asociaciones del municipio. «Lo importante es que más de una veintena de colectivos sociales estarán representados en ese jurado que tendrá la última palabra», sostiene el José Antonio Gómez. De hecho, las bases recogen que se citará expresamente a todas las asociaciones vecinales y a aquellas otras cuyo objeto social «esté directamente relacionado con la conservación y promoción del patrimonio histórico, artístico y cultural del municipio», que estén inscritas en el registro correspondiente.

Se tendrán en cuenta como criterios de calificación la creatividad y originalidad de los trabajos, el mensaje y significado, la concordancia con el lema del Escudo Municipal, así como que «represente, incluya, referencia, y simbolice el paisaje, geografía, historia, cultura, tradiciones, costumbres y valores de su gente y su territorio».

El autor del trabajo seleccionado recibirá una gratificación económica de 500 euros.

Diario Sur


Comentarios

Ojén quiere ser un pueblo de bandera — No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *