InicioBanderas históricasLa Fundación de la Catedral recupera el pendón de Las Navas

La Fundación VIII Centenario de la Catedral ha restaurado el tradicionalmente conocido como pendón cristiano de Las Navas o estandarte de Alfonso VIII. Este trabajo de recuperación del patrimonio, en este caso del textil, se enmarca dentro de los preparativos de una exposición sobre Fernando III que se inaugurará en septiembre, con motivo de los actos de conmemoración de los 800 años que la seo burgalesa cumplirá en 2021.

Es una pieza textil muy importante, considerada una reliquia y habitual de procesiones, y uno de los pendones militares más antiguos conservados en Castilla. Tradicionalmente se ha asociado a la batalla de Las Navas de Tolosa y a Alfonso VIII, si bien es muy probable que su iconografía central (Cristo, la Virgen y San Juan) date de un siglo más tarde, en torno a los años 1320-1330.

A falta de que la pieza se someta a un estudio riguroso, el presidente del Consejo Asesor de la Fundación, René Payo, elucubra que los bordados centrales que se conservan del estandarte original pudieron llegar a la Catedral de Burgos en el siglo XIV como parte de una donación del monarca Alfonso XI vinculada a otra batalla, la del Salado, lo que la tradición oral pudo confundir con la que tuvo lugar en 1212 en tierras jiennenses.

El estandarte de Alfonso VIII fue el que guio la carga de las tropas de los reyes de Castilla, Navarra y Aragón en la batalla de Las Navas de Tolosa, de la que se cumplen en julio 808 años. Fue una contienda crucial y «la más decisiva de la Reconquista española», según el periodista y escritor de novela histórica Antonio Pérez Henares, colaborador activo de la Fundación. En ella, el ejército almohade sufrió una severa derrota y también le costó la vida al obispo de Burgos, Juan Maté.

Restauración. El pendón, casi cuadrado, de 2,65 metros de lado, se custodia en la Catedral de Burgos. Se trata del estandarte cristiano, que no hay que confundir con el arrebatado a las tropas almohades y que se conserva también en Burgos, en el monasterio de Las Huelgas, según recordaron hoy fuentes de la Fundación del VIII Centenario de la Seo burgalesa.

Presentaba un muy mal estado de conservación, por el deterioro propio del paso del tiempo y por haber estado colgado en lo alto de la nave central del templo, así como por agresiones mecánicas como consecuencia de manipulaciones.

También había pequeñas pérdidas de tejido, provocadas por rozaduras, pliegues y arrugas. Además, tenía gran cantidad de manchas de humedades, que habían producido decoloraciones y debilitamiento de la estructura del tejido. El coste de su restauración ha ascendido a casi 20.000 euros.

Diario de Burgos


Comentarios

La Fundación de la Catedral recupera el pendón de Las Navas — No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *