InicioBanderas históricasEl estandarte real regresa al Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda tras su intervención en el IAPH

El Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico ha finalizado la intervención en el estandarte real de Sanlúcar de Barrameda, propiedad del Ayuntamiento de la ciudad. Desde el pasado viernes está expuesto en una vitrina especial situada en la entrada del Palacio de Orleans y Borbón, actual sede del consistorio.

El origen del estandarte real parece remontarse al año 1665, relacionado con la proclamación de Carlos II como rey de España. Según la documentación estudiada en el archivo del Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda, existen datos relacionados con la organización de esta ceremonia y el encargo para realizar un pendón con las armas del monarca, con los escudos de la casa de España y de Austria. Además se tiene constancia documental sobre la participación de este pendón real en la proclamación de cuatro monarcas españoles más. Fue realizado para ser visto por las dos caras sobre un tejido de damasco carmesí, con el escudo de Carlos II en el centro y otros dos más pequeños en las esquinas de la parte inferior que representan a la ciudad de Sanlúcar de Barrameda.

El estado de conservación de esta obra textil era muy deficiente sobre todo en las zonas pintadas y alrededores, donde se concentraban la mayoría de las roturas y pérdidas. Además presentaba suciedad, deformaciones y manchas.  De intervenciones anteriores se eliminaron los zurcidos y parches que afectaban a la integridad física de la obra manteniéndose aquellas actuaciones que se consideraron como parte de la historia material de la pieza (escudos de la ciudad de Sanlúcar y añadidos en el Toisón). La propuesta de intervención se centró en devolverle la consistencia material al soporte, recuperar la unidad estética de la obra y frenar el grave deterioro y fragilidad producidos por el paso de los años, por su sistema de exhibición y por las intervenciones anteriores que, si bien en su momento ayudaron a su preservación, en la actualidad ejercían como un agente de degradación. El reto de esta intervención era consolidar esta obra respetando la visibilidad de las dos caras, como fue creada en origen.

Esta restauración ha logrado frenar el deterioro que presentaba el estandarte real, estabilizándola, manteniendo su valor testimonial, simbólico, estético y de antigüedad, y permitiendo su perdurabilidad en el tiempo y la posibilidad de ser exhibida.

Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico


Comentarios

El estandarte real regresa al Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda tras su intervención en el IAPH — No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *