InicioBanderas extranjerasCuba: Claves sobre las banderas cubanas que presiden la ANPP

Las banderas son símbolos que comunican valores identitarios, patrióticos, históricos y culturales de los pueblos.

Cubahora les propone viajar por la historia de Cuba para conocer por qué en el plenario de la Asamblea Nacional del Poder Popular se enarbolan dos banderas que presiden majestuosas los debates sobre los destinos de la Nación Cubana. Sus orígenes apasionantes nos recuerdan de dónde venimos y nos guían el camino hacia el futuro. Una cosa queda clara para los cubanos: Nunca se puede dejar caer al suelo o en manos enemigas.

1.-¿Cuál es el origen de la primera bandera cubana concebida para las luchas independentistas?

La primera bandera concebida para las luchas independentistas fue creada por el bayamés Joaquín Infante Infante en la primera década del Siglo XIX, como estandarte de lucha de una conspiración separatista que se gestó en la capital de Cuba entre los años 1809 y 1810.

El verde, el morado y el blanco fueron los colores escogidos para el diseño de la bandera porque ningún país los había utilizado en enseña nacional.

De igual forma, existieron otras banderas, como la de la conspiración de Los Soles y Rayos de Bolívar, con centro azul turquí y en el punto medio un sol brillante color plateado dentro de una circunferencia carmesí.

2.- Cómo nace la bandera de la Demajagua enarbolada por Carlos Manuel de Céspedes, Padre de la Patria?

Céspedes y varios de sus amigos de mayor confianza se dieron a la tarea de diseñar y confeccionar un estandarte que identificaría al movimiento insurreccional del 10 de octubre de 1868

Aunque se propuso adoptar la bandera enarbolada por el venezolano Narciso López que había sido izada en Cárdenas en mayo de 1850, pocos recordaban el diseño, aunque sí los colores. Para resolver esta dificultad, e inspirándose en la bandera de la República de Chile, Céspedes propuso una nueva insignia, que tendría la misma forma de la chilena, pero con una disposición diferente de los colores.  Los motivos para escoger la bandera chilena no están claros hoy día.

La primera bandera fue confeccionada por Candelaria Acosta Fontaigne (Cambula) la noche del 9 de octubre de 1868, en el ingenio Demajagua.

En 1928 Cambula le cuenta a un periodista: “El ocho o nueve de octubre, vino a verme Carlos Manuel para que yo le hiciera una bandera cubana. Él mismo me pintó en un papel el diseño, indicándome los colores que debía llevar […] Yo entonces desbaraté mi mosquitero, que tenía tela roja, descosí un vestido azul de mi uso y con una pieza de tela blanca que tenía sin usar, me puse a hacer la bandera en la sala de mi casa, cosiéndola a mano.

“La estrella la dibujó en un papel Emilio Tamayo, un joven que había venido unirse a la acción revolucionaria […] Cuando la bandera estuvo terminada, Carlos Manuel me dijo, poco más o menos, lo siguiente: ‘Tómala, dásela a Tamayo y grítale a nuestras fuerzas que antes mueran que entregarla al enemigo’”.

Una segunda bandera fue confeccionada por la señora Isabel Vázquez y Moreno, esposa del abogado bayamés Pedro Figueredo Cisneros (Perucho), autor del Himno Nacional de Cuba , y por sus hijas Candelaria, Eulalia, Blanca, Eloísa, Piedad y María, en la tarde del 16 de octubre de 1868; en el ingenio Las Mangas, cerca de la ciudad de Bayamo. Esta bandera fue cosida también a mano de Candelaria (“Canducha”), quien fue la encargada de ser la abanderada de las tropas insurrectas el 18 de octubre, cuando comenzó el asalto a Bayamo.

En 1869, un año después del comienzo de la guerra, se reunió la primera Asamblea Constituyente de la República de Cuba en Armas en Guáimaro , Camagüey. Se debatió, entre otros temas, cuál debía ser la bandera de los independentistas cubanos, si la de Demajagua o Yara como también se le conocía, creada por Carlos Manuel de Céspedes en 1868 o la de la Estrella Solitaria, traída por Narciso López e izada en 1850. La elegida fue esta última, la de Narciso López y Joaquín de Agüero que la enarboló.

Céspedes pone la bandera a resguardo de las manos españolas. Se la envía a Ana de Quesada y Loynáz, su segunda esposa, que residía Nueva York tras haber sido desterrada de Cuba por el Capitán General, acompañada de una carta escrita el 18 de octubre de 1871, donde le decía: “Te envío mi Bandera de Yara, guárdala con cuidado religioso hasta nuestros días”.

La bandera regresa a Cuba en 1898 y fue conservada como patrimonio nacional. Se conserva en la actualidad en la sede de las banderas del Palacio de los Capitanes Generales, encabezando los estandartes que recuerdan los momentos trascendentales de la Revolución Cubana.

Preside hasta hoy con la enseña nacional hasta las sesiones del parlamento cubano, hoy Asamblea Nacional del Poder Popular. Queda como un tesoro y  presidiría como bien supremo de la República la sala de sus juntas. Así lo determinó la Asamblea Nacional, prácticamente en el acto de constituirse.

3. ¿En qué momento surge la bandera que hoy es nuestra enseña nacional?

El ex-General del Ejercito español nacido en Venezuela Narciso López, quien vivió en Cuba, ideó la enseña nacional a principios de 1849.

Se cuenta que en esa fecha se realizan en una casa de la calle Warren de Nueva York varias reuniones de los patriotas cubanos, planeando una expedición a Cárdenas. Era aquella la residencia del poeta, dibujante y patriota cubano Miguel Teurbe Tolón, y se reunían allí también Narciso López, Cirilo Villaverde, su secretario personal, literato y notabilísimo escritor cubano; Juan Manuel Macías, el edecán del General López. Entre otros.

Narra Eusebio Leal : “Se cuenta, y así ha quedado en testimonio escrito por Cirilo Villaverde, que el General trazó sobre un papel en blanco el diseño de lo que sería la bandera nacional de los cubanos. Necesariamente esta hacía referencia a dos grandes acontecimientos políticos e históricos de su tiempo: la guerra de independencia de los Estados Unidos que hizo nacer su propia bandera, y la bandera de Francia, la Francia insurgente de 1789, del sentido de aquellos tres colores, rojo, azul y blanco: libertad, igualdad y fraternidad.

Inmediatamente que hizo el trazado donde se repetían indudablemente signos que eran muy conocidos a los presentes y la estrella pentagonal ocupó el espacio central del triángulo equilátero, el número cinco evocaría las franjas azules y blancas. Las primeras evocarían los territorios de la Isla de Cuba, Oriente, Occidente y Centro, según su distribución militar. El blanco, la pureza de las ideas; el triángulo de color rojo, la sangre que sería derramada por ellos.

Correspondió a Teurbe Tolón por sus cualidades como dibujante llevarla de manera eficaz al papel. Y su esposa Emilia construir la bandera con cintas de seda y un retazo de tela roja. Una vez que aquel diseño estuvo terminado, una de tamaño heroico fue colocada en la fachada de un periódico norteamericano. Emilia traería dentro de un cojín la suya propia a Matanzas, su tierra, y sería enviada al Camagüey y a los territorios centrales donde sería enarbolada por Isidoro Armenteros y Joaquín de Agueros. Ya nadie podría olvidar estos colores ni estos símbolos. De tal manera, la bandera se convirtió en una leyenda.

El 19 de mayo de 1850 Narciso López usó esta misma bandera, al desembarcar en Cárdenas con 600 hombres para iniciar la insurrección. Toma la ciudad, izando por primera vez en territorio de Cuba la bandera de la estrella solitaria. Al ser elegida la bandera de la Estrella Solitaria como enseña para el combate independentista, desde ese momento es la bandera oficial de Cuba, hecho consagrado en la Constitución del país

La Enseña nacional original había pertenecido a Don Enrique Arturo Antonio Houston Touceda y estuvo en su familia por espacio de 159 años, legada a ella por el vínculo matrimonial de Doña Alicia Macías y Don Antonio Touceda, quienes decidieron donarla a Cuba en acto solemne reconocido el 4 de enero de 2010.

Cubahora


Comentarios

Cuba: Claves sobre las banderas cubanas que presiden la ANPP — No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *