InicioBanderas españolasEntidades localesLa de Madrid no es un pendón, sino una bandera

Chascarrillos y comentarios jocosos marcaron, en la política madrileña, un día como hoy de 1940. El 5 de julio de aquel año, el Pleno del Ayuntamiento de Madrid dictamina que la enseña oficial de la ciudad deje de denominarse pendón y que empiece a utilizarse para referirse a ella el término ‘bandera‘.

‘Los ‘pendones’ eran insignias propias de la Edad Media. Ya en plena mitad del siglo XX, y debido a la polisemia que había adquirido la palabra, el Consistorio de la capital decidió oficializar el nombre moderno, bandera, y terminar con los dobles sentidos que podían surgir cada vez que se hablaba de la ilustre enseña madrileña.

En ese mismo Pleno se reavivó también una de las polémicas históricas en torno a este símbolo de la ciudad que es la bandera: el color. Porque aunque hoy se da por sentado que el color del fondo sobre el que se imprime el escudo madrileño en la bandera de la ciudad es carmesí, ese 5 de julio se acordó que debía ser el morado.

Este cambio viene por un debate histórico en torno al color original del pendón de Castilla, heredado por la ciudad de Madrid. Aunque ya la mayoría de historiadores está de acuerdo en que era rojo carmesí, todavía algunos estudiosos siguen defendiendo que se trataba de morado.

La confusión viene, según la mayoría de fuentes, por la existencia de los llamados Caballeros Comuneros o Hijos de Padilla, una sociedad masónica fundada hacia de 1820 que solía vestir de morado. Otros historiadores hablan de un grupo conocido como Tercio de los Comuneros de Castilla. En cualquier caso, hoy por hoy se cree que la atribución del morado al pendón de Castilla y, por tanto, a la bandera de Madrid responde a una confusión y que el tono original de ambas enseñas fue el rojo carmesí.

Aún así, durante unos años y por ordenanza del Ayuntamiento aprobaba en ese pleno, el color oficial sería el morado. Seis años después de este pleno, se acordaba que el carmesí y no el morado era el color de Madrid.

Madrid Diario

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Comentarios

La de Madrid no es un pendón, sino una bandera — No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *