InicioBanderas históricasLa bandera del corsario Drake, emblema de la época de Cervantes y Shakespeare

Lidia Yanel.

Toledo, 5 jun.- La gran exposición sobre los momentos históricos de la época de Cervantes y Shakespeare que ultima la monumental Sigüenza muestra el espléndido estandarte que los españoles arrebataron al corsario Drake, otra bandera que el pirata había cogido a los portugueses y un pendón de la batalla de Lepanto.

En una entrevista con Efe en Toledo, mientras supervisa el traslado de piezas del Museo de Santa Cruz a la Catedral de Sigüenza (Guadalajara), el comisario de esta exposición, Alfonso Caballero Klink, explica que han huido de tópicos y “bellas artes costumbristas” y se han volcado en los momentos históricos más importantes de la época.

Sigüenza, que es la segunda ciudad con más turismo de Castilla-La Mancha después de Toledo, está preparada para acoger desde este miércoles, 8 de junio, “Atempora”, la exposición “intemporal” que no solo analiza el Siglo de Oro sino que refleja las intensas relaciones internacionales en la época de Felipe II de España e Isabel I de Inglaterra.

En total, más de 320 piezas que proceden de 33 instituciones y particulares se dan cita en la “enorme joya” que es la Catedral de Sigüenza y su claustro restaurado, en esta exposición organizada por el Gobierno de Castilla-La Mancha en colaboración con el Obispado de Sigüenza-Guadalajara y la Catedral seguntina.

Sin ser una exposición bibliográfica, incluye medio centenar de libros y documentos históricos ligados a Cervantes, Shakespeare y contemporáneos, que conforman un conjunto “muy completo” y que, además, incluye ediciones muy interesantes, como la de Lisboa del Quijote de 1605 (en Madrid se editó en enero y en Lisboa en otoño) y la edición en inglés de la segunda parte (1620).

Una doble sala del claustro habla del Cervantes soldado y allí se expone la bandera que los españoles arrebataron al corsario Francis Drake, al servicio de Isabel I de Inglaterra, y también la que el pirata quitó a los portugueses y le fue arrebatada cerca de Cascais. Aquello ocurrió tal día como hoy de 1589.

Sancho Bravo y Arce de Laguna, sobrino nieto de Martín Vázquez de Arce (el Doncel de Sigüenza), se las quitó al corsario y las donó a la Catedral, como solía hacerse.

Ambas estarán junto al pendón de la batalla de Lepanto (1571), en la que Cervantes fue herido y que conserva el Museo de Santa Cruz. La bandera de Drake se ha restaurado y llega “espléndida” a esta exposición, afirma el comisario.

Otro apartado magnífico será el botamen de la farmacia que se ha montado en base a la histórica botica de San Mateo que tuvo el Hospital de Sigüenza, fundada en 1664.

El botamen de San Mateo de Sigüenza se mantuvo hasta que en el siglo XIX cerraron las boticas; pero se recuperó en 1935 porque acudió al Congreso Internacional sobre Historia de la Medicina de Madrid. Después, regresó a Sigüenza pero tuvo un trágico desenlace.

La botica se destruyó en un bombardeo durante la Guerra Civil, en septiembre de 1936, y apenas quedaron seis piezas y restos de otras sesenta, en buena parte gracias al médico forense de aquel día, que iba pidiendo a sus operarios que buscaran y recuperaran el mayor número de restos del botamen, explica el comisario de la exposición.

Varias piezas intactas se enviaron al Museo Nacional de Escultura de Valladolid y otras están en el Museo Nacional de Artes Decorativas de Madrid, que ahora las prestan a Sigüenza junto a medio centenar de cerámicas del Museo Ruiz de Luna de Talavera de la Reina y otros objetos del Museo de la Farmacia.

La exposición, abierta hasta el 16 de octubre, contará, asimismo, con cuatro pinturas del Greco que presta el Museo del Prado (Santo Tomás, El Salvador, San Pablo y Santiago) y que forman parte de un apostolado de la iglesia de Almadrones, próxima a Sigüenza.

Se ha recreado también el salón de una familia acomodada, con mobiliario, mesas, sillones, candelabros y hasta un instrumento de música, y el gabinete de Cervantes, con plumas originales y portabulas de plomo, y se expondrá el catafalco de la princesa de Éboli además de pinturas y elementos litúrgicos.EFE

Radio Intereconomía

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Comentarios

La bandera del corsario Drake, emblema de la época de Cervantes y Shakespeare — No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *