InicioGeneralidadesEl luto oficial en las banderas

Por Maira Álvarez

Me parece increíble que ciertas instituciones no tengan claro cómo expresar correctamente, a estas alturas, el luto oficial decretado por el Gobierno tras los atentados de Barcelona. Un luto es oficial si está publicado en un documento oficial de la administración pública pertinente (en este caso está reflejado en el BOE). La duración del luto se concreta en consejo de ministros y regula el comportamiento de todas las personalidades públicas e incluso de la Familia Real. El luto se decide, entonces, por los representantes elegidos democráticamente por el pueblo.

En nuestra cultura, el color que simboliza al luto es el negro, y así nos vestimos con prendas de ese color o colocamos crespones o lazos de ese tono.

Marc Bartra dedicó a las víctimas del atentado su gol con el Borussia Dortmund quitándose el brazalete negro y besándolo.

Para un Ayuntamiento o institución pública, su manera de expresar oficialmente un luto es por medio de las banderas, aunque no todo vale. Hay una legislación oficial que debemos conocer.

Lo primero que hay que saber es que las banderas que están de luto oficial son aquellas decretadas, no cualquiera (es decir, no tiene sentido poner a media asta la bandera de un Corte Inglés, por ejemplo… o una empresa de otro país si ese país no ha hablado nada de unirse al luto oficial).

El luto es piramidal. Eso significa que si España está de luto todas las banderas que acompañen a la divisa nacional lo estarán también, porque conforman parte del país. Si el luto se decretase tan solo en una Comunidad Autónoma, todas las banderas de su jurisdicción territorial estarán de luto, pero nunca la nacional.

Aunque solo esté de luto la bandera de una diputación, no se pueden retirar de su asta el resto de las banderas.

Las banderas oficiales de exterior se colocan a media asta y nunca llevarán ningún elemento negro. Es por ello que sobra ver crespones o lazos en estas banderas oficiales. Si la bandera está en posesión militar, será además atada al mástil para que no pueda moverse (el movimiento significa alegría).

Las banderas oficiales de interior se enlutan con elementos. Al pender de mástiles mucho más cortos, si se pusieran a media asta podrían arrastrar por el suelo. Es por ello que el protocolo dicta anudar un crespón o corbata. Esta figura es como una cinta de dos caídas de color negro que ha de colocarse colgando de la parte final del remate del asta (llamado moarra).

Aunque en los tiros de cámara o en las fotografías no se vea, no se puede coser un crespón en mitad de una bandera y menos si tapa el escudo de la nación. Tampoco hay que pasarse de “creativos“, a veces se ven lazadas más perfectas que en las cabezas de muchas niñas pequeñas.

Nunca se deben hacer las dos cosas a la vez (poner un crespón negro sobre una bandera que ya ondea a media asta).

Antes de que se me echen encima ciertos elementos aburridos por el calor estival, les diré que por supuesto hay cosas más importantes que saber cómo se coloca una bandera, pero es que oigan señores, las cosas si se hacen, se hacen bien. El protocolo oficial en estos casos como ven es claro y debería ser fácil de seguir. Y más en casos tan luctuosos donde los gestos dicen tanto.

ABC

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Comentarios

El luto oficial en las banderas — No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *